En este sitio encontrarás la realidad del aborto

“Me siento solo, como si fuera un botín de guerra”

Diálogo “imaginario” con el bebé que vive en el vientre de la niña de 11 años, en General Campos.

Por Osvaldo A. Bodean
andresbodean@gmail.com

¿Aceptas que te entreviste?

Sí, acepto. Pero no confío mucho en vos. No sé si serás fiel a lo que yo te diga o me harás decir sólo lo que a vos te convenga… hay tantos que me usan, que a esta altura desconfío de todos. Además, sé cosas de vos…

¿Qué sabes de mí?

No te pongas a la defensiva. Sólo pretendo que no poses de bueno. Sé de tus incoherencias, de tus miserias, como las tienen todos… Ni bien se supo de mi existencia y de que me querían matar, ni te ocupaste de mí, con la excusa de que estás de vacaciones. ¿Así pretendes defenderme?

Tienes razón. Me avergüenzo y te pido perdón.

¡Ya, ya!!!… no hace falta que te disculpes conmigo… Vamos al grano. ¿Qué quieres saber?

¿Cómo estás?

Me siento… solo… Muchos hablan de mí, unos a favor, otros en contra, pero yo lo único que necesito es que me quieran, sin condicionamientos, como soy, en este instante, en el pequeño vientre materno en el que me tocó ser concebido, con el padre biológico que intervino en mi gestación, en las circunstancias en que ocurrió… de las que muchos hablan pero no sé cuántos de verdad conocen… Es decir, quiero lo que quiere todo ser humano, lo que querés vos, ser amado sin condiciones y que no me rechacen, y, menos aún, por cosas de las que yo no soy culpable…

¿Qué piensas de tu madre?

Como se nota que eres un típico periodista intelectual, ideologizado… Mi madre no es una idea, es una vida, mi vida. Antes que pensar en ella, simplemente la quiero. Vivo en ella; no sé si te queda claro hasta dónde mi mamita no es para mí una idea o reglas morales o una religión que defender sino que es mi vida, mi fuente de vida. Lástima que está tan tironeada, tan confundida, que no la dejan ni siquiera jugar conmigo, que se divierta intentando escuchar los latidos de mi corazoncito.

¿Sabías que hay una discusión sobre si puede o no ser madre?

Sí, estoy enterado. Me suena un poco abstracta la discusión… No sé si se dieron cuenta que en los hechos ya es madre… Tiene un bebé. ¿O acaso yo no existo? Pero, más allá de este “detalle”, admito que todos tienen un poco de razón. Los que dicen que sí, porque su cuerpo ya ovula y por eso fui concebido. Los que dicen que no, porque le falta madurar psíquicamente. Son verdades… a medias… ¡Pero yo soy una verdad completa, un ser! ¿Entiendes? ¿Cómo pueden suponer que matándome la ayudan a ella? ¿No se dan cuenta que si yo muero, morirá conmigo una parte de ella? Ya que se preocupan tanto por mi mamita, vean cómo ayudarla durante el embarazo y después que yo nazca… Te digo más, si me matan, se olvidarán de mamita y la pobre seguirá tan pobre como hasta ahora, tan sin educación, tan sin contención familiar… En cambio, si yo nazco, tantos que hoy dicen estar dispuestos a ayudarla deberán cumplir con su palabra y acompañarla, a ella, a mi abuela, a mi abuelastro, y a todas las mamitas como la mía… Hay tantas como ella que necesitan ayuda, ayuda concreta, y no marchas y contra marchas.

¿Qué piensas de tu padre?

Otra vez me preguntas por lo que pienso y no por lo que siento. Llevo algo de él, por lo que, como te podrás imaginar, no me nace juzgarlo ni mucho menos condenarlo. Lo quiero, como si lo llevara en mi propio ser.

…pero dicen que es un violador…

¿Violador? ¿Un chico de 17 años ya puede ser definido como tal? ¿No deberían mejor usar esa firmeza contra los poderosos que comercian pornografía, o los Tinelli que basan su éxito en provocar a chiquilenes como mi padre con imágenes y escenas escandalosas? ¿Por qué no revisan mejor actitudes como las de esos que van a las fiestas de adolescentes a repartirles profilácticos, que es lo mismo que decirles que se acuesten nomás, que no importa otra cosa que evitar el embarazo?… Promover relaciones sexuales de ese tipo en chicos que, por la borrachera, al otro día ni recuerdan con quién se acostaron, ¿no es bastante parecido a promover violaciones?… En fin, tiene 17 años. ¿No deberían ayudarlo para que tenga otra oportunidad en vez de tildarlo como violador?

¿Qué piensas de los anti abortistas?

No lo tomes a mal. Sé que estás entre ellos. Pero, a veces, algunos, me dan miedo.

¡¿Por qué?!… Si te quieren salvar la vida…

Te dije que no te pongas a la defensiva. No digo todos, pero hay algunos que me dan miedo… No sé, pareciera que luchan más por tener razón, por ganar, que por un afecto hacia mí. Como si yo fuera un botín de guerra y no una persona. Son esos que luchan porque bebitos como yo lleguemos a nacer pero se desentienden de las condiciones en que nos toca luego vivir y crecer… No sé si me entiendes… Yo les agradezco su lucha, pero no sea cosa que se terminen pareciendo a lo que dicen aborrecer…

¿Y los abortistas?

No todos me dan miedo. Algunos sí, claro, sí están tan empecinados que hasta me quieren llevar fuera de mi provincia con tal de eliminarme. Pero otros, a decir verdad, me dan tristeza. Sobre todo esos que son personas sufridas, que les ha ido mal en la vida, peleadas con su propio cuerpo o su propio destino, que quieren “ahorrarme” los sufrimientos de ellos. Y también están esos otros, que abortan porque no quieren que el bebé en camino interfiera en sus proyectos, en su “libre” elección… esos me dan pena pero también un poco de risa… ¿De qué proyectos hablan?… ¿De qué elección hablan? ¿No saben que pueden salir mañana a la calle y que un camión los pase por encima, o enfermarse de cáncer, o simplemente enamorarse de uno que las lleve a vivir a Alaska cuando proyectaban irse a Tierra del Fuego? ¿Cuándo se van a dar cuenta que todas las vidas están atravesadas por imprevistos y que aceptar y amar el embarazo “imprevisto” es millones de veces más hermoso y digno que negarlo y matarlo?… Que le pregunten si no a las mamás que aceptaron el bebé y hoy, que ya tiene 10, 20 o 30 años, darían la vida por defenderlo si alguien intentara lastimarlo…

¿Qué me dices de Dios?, ¿crees en Él?

Vivo por Él.

¡¿Cómo?! Suena como una idea demasiado atrevida.

Otra vez rumbeas para el lado de las ideas y yo te estoy hablando desde mis vivencias concretas. Yo tengo claro que si mi corazoncito late no es porque mi mamita lo haya decidido, ni tampoco mi papito. Ninguno de los dos decidió que yo fuera concebido. Y si lo piensas bien, tampoco vos, por más periodista influyente que te creas, pudiste decidir que fueran concebidos tus hijos. Quizá los buscaste, o no, pero de ahí a “crearlos” hay un abismo. Yo siento que mi corazoncito late, puedo moverme y nadar en la pancita de mamá, porque Otro lo ha permitido. ¿No te parece? ¿No vives también vos porque Otro lo ha permitido?

¿Qué es lo que más te atrae de la vida cuando salgas a la luz?

Ser libre para intentar satisfacer los deseos que tengo adentro.

¿Qué deseos?

Los mismos que laten en vos… ¿o ya te olvidaste de tus deseos? ¿No deseas conocer la verdad, gustar de la belleza, amar y ser amado, la justicia, la felicidad? Yo también.

¡¿Cómo es eso de que lo principal es ser libre?!

¿Acaso no eres cristiano? Cristo no obligó a nadie a seguirlo, respetó la libertad, amó la libertad. ¿Por qué te asombra tanto que yo priorice mi libertad?

Es que pensé que dirías que quieres vivir para lograr tal o cual cosa… no sé…

No es que no me importen los resultados que alcance. Pero lo que más les envidio a todos, incluidos los que me quieren matar y los que sólo me valoran como un botín religioso o ideológico, es la libertad que tienen para intentar, para buscar respuesta a esos deseos que llevan dentro. Yo también quiero vivir para poder jugar mi libertad y buscar por mi cuenta. Algunos quieren ahorrarme el “disgusto” porque dan por descontado que no podré, por la miseria, por la ignorancia, por la injusticia que hay en el mundo… ¡Son tan pesimistas! ¡Qué saben lo que será mi vida! ¡Qué saben si podré o no podré! ¡Déjenme intentarlo!

Tomado de elentrerios.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: